jueves, 22 de junio de 2017

Sólo Dios

https://youtu.be/N66lXM5r5-c

domingo, 18 de junio de 2017

Me rescató

*Me rescató*

Pero las cosas que para mí eran ganancia, las he considerado pérdida a causa de Cristo. Y aun más: Considero como pérdida todas las cosas, en comparación con lo incomparable que es conocer a Cristo Jesús mi Señor. Por su causa lo he perdido todo y lo tengo por basura, a fin de ganar a Cristo y ser hallado en él; sin pretender una justicia mía, derivada de la ley, sino la que es por la fe en Cristo, la justicia que proviene de Dios por la fe. - Filipenses:3:7-9

Para mi la vida se ha convertido en esa aventura inmerecida y nunca pensada. Hoy desperté pensando como Jesús transforma la existencia de los hombres. Agustín de Hipona fue el personaje que vino a mi mente una vez aterrizó ese deseo de dar gracias al Padre por lo que ha hecho en mi vida.

Y, es que este hombre sufrió esa bendita GRACIA que sencillamente vuelca nuestra vida. De una vida lisecenciosa, carnal y egoísta a una de entrega y sujeción al Padre de toda la creación. En Cristo San Agustín, como le llaman los hermanos católicos, conoció de forma sobrenatural esa convicción de fe que sólo el Espíritu Santo puede dar.

Entonces vino a mi mente Saulo de Tarso. Sí, ese que después de ser derribado de un caballo, de perseguidor el Señor lo hizo perseguido. Ese Apóstol que transformado, nuevamente por la GRACIA, dejó su vieja vida para lanzarse a una entrega abnegada y fiel a CRISTO.

Al igual que Agustín de Hipona, al igual que Pablo hoy tengo que compartir esto que Jesús ha hecho en mi corazón. Esto que también ha calado tan hondo que a veces me pregunto si me estoy volviendo loco. Loco de AMOR por aquel que por AMOR a mi también me rescató.

Serafín Alarcón Carrasquillo

viernes, 24 de marzo de 2017

Sharing the Word with my brother Luis Josué of the beautiful town of San Germán, Puerto Rico. -SA

Sharing the Word with my brother Luis Josué of the beautiful town of San Germán, Puerto Rico. -SA

sábado, 7 de enero de 2017

Dios nos hace justicia

*El Señor nos hace justicia*

Salmos:40:1-2. - Pacientemente esperé al Señor, y él se inclinó a mí y oyó mi clamor. Y me hizo subir del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso. Puso mis pies sobre una roca y afirmó mis pasos.

Sus palabras destilaban un profundo dolor, en ellas había una queja casi desesperante. Mientras hablaba con un señor en el pueblo de Coamo (Puerto Rico) me comentaba como injustamente había sido acusado de algo que no había hecho. Le escuché con atención, lo dejé desahogarse y luego le cité algunos versos del Salmo 40.

No descanse nuestra fe en los hombres y en su poder; no está allí la ayuda oportuna para ti. Ellos, al dar su último suspiro, vuelven al polvo, y todas sus buenas o malas intenciones mueren con ellos. Pero más que dichosos son los que tienen como abogado al Dios del cielo y de la tierra, los que han puesto su esperanza solo en Jesucristo.

Él hizo el universo y todo lo que respira. Él cumple todas sus promesas para siempre y su fidelidad en verdad no tiene limites. Jesús hace justicia al pobre y da esperanza al corazón más abatido.

El Señor libera a los prisioneros, a los que injustamente son calumniados y abre los ojos de los que por mucho tiempo dejaron de creer. Los agobiados por los afanes reciben fortaleza y consuelo. Sin duda alguna Dios nos hace justicia.

Alabaré al Señor mientras tenga vida; sólo a Él mi corazón entregaré. Una sincera adoración ha de ser mi caminar por SIEMPRE.


Serafín Alarcón Carrasquillo

viernes, 6 de enero de 2017

Salmos 149:4-5 - porque el Señor se deleita en su pueblo; él corona al humilde con victoria. Que los fieles se alegren de que él los honra; que canten de alegría mientras descansan en sus camas. Hay tantas razones para dar gracias a Dios. Darle gracias por su fidelidad en cada prueba. Por su paciencia cuando muchas veces no queremos escucharle. Y claro, por su AMOR inagotable. Cantarle y alabarle con toda el alma es cosa obligada para todo aquel que ha sido bendecido por su Gracia y misericordia. !Animo!

Salmos 149:4-5 - porque el Señor se deleita en su pueblo; él corona al humilde con victoria. Que los fieles se alegren de que él los honra; que canten de alegría mientras descansan en sus camas.

Hay tantas razones para dar gracias a Dios. Darle gracias por su fidelidad en cada prueba. Por su paciencia cuando muchas veces no queremos escucharle. Y claro, por su AMOR inagotable.

Cantarle y alabarle con toda el alma es cosa obligada para todo aquel que ha sido bendecido por su Gracia y misericordia.

!Animo!

martes, 6 de diciembre de 2016

Nueva criatura

UNA NUEVA CRIATURA*

2 Corintios 5:17 - De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

El pasado ya se fue y nada se puede hacer con el. Miramos al pasado meditando: ¿Qué hubiera querido hacer con mi vida? O ¿Qué hubiera deseado hacer que nunca realicé?


Estas son preguntas que solemos hacernos especialmente cuando nuestro presente no es el más agradable.


Mientras conversaba con un hermano ya entrado en edad, me decía que la mayor parte de su vida la había desperdiciado. Y ahora; dos infartos, muchos recuerdos amargos y demasiada soledad eran sus compañeros.


Doy gracias a Dios porque ya no tengo que preocuparme por mi pasado, puesto que soy una nueva criatura en Cristo. Mi pasado gris ha quedado en el fondo del mar para nunca más perseguirme. Para jamás alterar el rumbo por el cual me he de echar a andar. Ahora camino en Jesucristo y con Jesucristo.


Y bueno, mi único afán está en HACER SU VOLUNTAD diariamente. Tarea Difícil, pero no imposible si tenemos genuina Fe. Completar la obra que Dios me ha llamado a hacer será mi puerto final. Si fuera a pensar en el pasado, el viejo hombre emergería, dándole lugar al enemigo para marchitar esta vida hermosa que al presente por la gracia hoy vivo.

Dios nos llama a olvidar el pasado y a ir en busca de todas las cosas gloriosas que Él tiene guardadas por venir. Mi relación con Jesús hace todas las cosas nuevas.

Nuevamente, el pasado es pasado. Vivamos el presente como si hubiésemos nacido hoy.

Mat 6:34 - Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.

Por Serafín Alarcón


http://tablitasdelsenor.faithweb.com/

viernes, 2 de diciembre de 2016

Mi esperanza

Jesús es mi esperanza*

Oh alma mía, reposa sólo en Dios, porque de él es mi esperanza. - Salmos:62:5

Predicar la palabra de Dios se hace en este tiempo más que necesario. Predicarla en las plazas y en todo lugar a donde el Señor nos Envíe. Mantenernos prepadrados para compartir el AMOR de Dios, sea o no el tiempo oportuno.

Como hijos de Dios tenemos la encomienda de corregir, reprender y animar a la gente con paciencia y pasión. Porque, llegará el tiempo en que la gente no escuchará ni querrá escuchar el consejo que viene de parte de Jesús. Seguirán sus propios deseos y buscarán maestros y pastores que les digan lo que sus oídos carnales desean escuchar.

En lo que a mi concierne, me he de esforzar por mantener mi mente clara y libre de cualquier viento de doctrina falsa. Debo estar dispuesto a SUFRIR  por el Señor. Hoy más que nunca he de ocuparme en decirle a los hombres la Buena Noticia de que en Jesucristo hay verdadera PAZ y ESPERANZA.

Serafín Alarcón Carrasquillo