domingo, 17 de mayo de 2015

No pierdo la esperanza

*No pierdo la esperanza*

No quiero perder la esperanza de que las cosas puedan ser diferentes. Que el mundo podría llegar a ser un mejor lugar, por lo menos los próximos mil años. Sí, que la fe en la gente viva a flor de piel, que no muera ni se apague. Un sueño, una aspiración real por hacer las cosas según la voluntad de DIOS. ¿Por qué la gente busca riquezas y poder? ¿Por qué los hombres han hecho de ellos mismos su gran prioridad? ¿Por qué algunos discriminan a otros para sentirse mejores? ¿Por qué tenemos que aplastar para obtener el reconocimiento? Anhelo tanto que pueda la lucha terminar tan rápido como posiblemente un día comenzó. Un norte distinto, una meta que a la humanidad enseñe a respetarse y amarse. ¿Por qué no?

Procuro que viva la esperanza comenzando por mi casa. Esa es la plataforma que el Señor me ha dado. Queremos un mundo mejor, pero nada hacemos por que la unidad de espíritu reine en nuestras familias. Hay tanta gente que ha perdido las ganas de vivir. Hay demasiadas guerras y separación infectando el corazón de muchos. ¿Para qué tanto dinero? ¿Qué es más importante para ti? ¿Qué lugar ocupa Dios? ¿Habrá algo mejor que tener el sincero amor de un amigo, de una esposa, un esposo o de un hijo? ¿Habrá amor más puro que el AMOR de CRISTO?

No pierdo la esperanza, no la puedo perder. Quiero ver el AMOR de Dios en todo su apogeo, verlo florecer libre y silvestre inundando las praderas.

Salmos 71:5 - porque tú eres mi esperanza; oh Señor DIOS, tú eres mi confianza desde mi juventud.

No pierdo la ESPERANZA. Serafín Alarcón Carrasquillo - tablitas del Señor​ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario