sábado, 26 de noviembre de 2016

No hay comparación

*No hay comparación*

Los buenos consejos son como una melodía que por vez primera un sordo logra escuchar. Una canción que como aceite sana las heridas de un corazón herido por demasiadas desgracias.

Siempre que escribo anhelo con corazón de niño alcanzar esa fibra más INTIMA de alguien que tal vez está pasando por una prueba, una decepción o algún insaciable vacío.

Cuando leo la Palabra de Dios, cuando logró establecer comunicación libre de estática mi corazon se inspira y descansa. Sí, descanso en su AMOR inigualable, su AMOR que jamás tendrá comparación.

Serafín Alarcón Carrasquillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario